LECTURAS A CONTRATIEMPO

LITERATURA UNIVERSAL. EL “BILDUNGSROMAN” DE SABINO MÉNDEZ

ANNA MARIA IGLESIA

6 de agosto 2017. (Felices vacaciones. Regresamos en septiembre)

Jukebox. Vargo. The Moment

Queremos irnos muy lejos

Libros. "Nuestra amiga común". Babelia, 24 abril 2010. ABCD, 8 mayo 2010


Nuestra amiga común
Luis Barga
Ediciones Amargord
Madrid, 2010
198 páginas. 15 euros
Narrativa




“AQUEL VERANO de 1974 la brisa soplaba
a espaldas de Miguel empujándole
a vivir rápido, y creer que para divertirse
sólo se necesita un mínimo de
bienestar y un máximo de libertad”. La
frase con la que arranca la primera novela
del periodista Luis Barga refleja ese
espíritu, tan cercano a los años de juventud,
que impulsa a embarcarse en todo
tipo de nuevas aventuras. Ambientada
en Madrid en los últimos años de la vida
de Franco, Nuestra amiga común se desarrolla en torno a un trío destructivo y
sentimental:Miguel, un estudiante enamorado
de Verónica, una joven atrapada
por las drogas y novia de Polo, propietario
de bares de moda y creador de ambientes.
Estructurada como una novela
de personajes en la que mandan los diálogos,
uno de los aciertos del relato consiste
en narrar una época, dejando de
lado la política de oposición a la dictadura
que ya ha protagonizado buena parte
de los retratos de la época, pero enfrentándose a ella desde el lado de una generación que encontró en las drogas, y más concretamente en la heroína, un motivo
más para experimentar, sin tener ningún
conocimiento del terreno en que se
movían, algo que acabaron pagando
muy caro.  A.C.






M.M.M.
Luis Barga consigue combinar en esta novela una reflexión sobre la sociedad de un periodo muy notable de nuestra historia –los años finales del franquismo- con un estudio de caracteres tristemente intemporal. Su retrato de Verónica, esa especie de princesa triste que se parece a Faye Dunaway y que, para no tener que enfrentarse a una realidad en la que depende totalmente de la heroína, se inventa dramas y alegrías, es aplicable mucho mas allá del marco temporal en el que se ambienta la novela; como también lo son los de sus dos amantes: el débil Miguel, narrador de la historia, que hace girar toda su vida –en espiral descendente- en torno a Verónica, y Polo, un “tiburón” en ciernes, tan inteligente y hábil en los negocios como falto de escrúpulos, frío y calculador con todo y con todos.

Nuestra amiga común (título en el que suenan ecos un tanto irónicos del dickensiano Nuestro común amigo, en el que también se trataban los temas de la movilidad social y los amores a prueba) cose con talento del plano personal al histórico, logrando una historia con muchos matices.