LECTURAS A CONTRATIEMPO

LITERATURA UNIVERSAL. EL “BILDUNGSROMAN” DE SABINO MÉNDEZ

ANNA MARIA IGLESIA

6 de agosto 2017. (Felices vacaciones. Regresamos en septiembre)

Jukebox. Vargo. The Moment

Queremos irnos muy lejos

Cuento. Tres gatillos y un disparo. Por Sandra Ávila



                                                                         
Chema Cobo. Adam´s family Smith. 1981
                                  

En ese preciso momento comprendí mi realidad y me desesperé. No supe a quién llamar; de repente, la gente que conocía se había desvanecido. Se me hizo una laguna en mi cabeza. Me sentí angustiado, frustrado y confundido. Deseé más que nunca desaparecer, me sudaban las manos. Sentí que el mundo se demolía; era más fuerte que yo. La debilidad se apoderaba de mí, no pude afrontar la situación. Como polvo y arena mis sueños se esfumaban delante de mis ojos.
Solo estábamos nosotros.

El efecto de  mezcla recorría nuestras venas. Dejé la pistola en la mesa, él la tomó con firmeza y se le llenaron los ojos de lágrimas. Se apuntó a la sien.

El otro se negó a participar... desde aquel rincón sentado en el enladrillado lo observó todo. Consigo mi turno con el pulso retemblando. Proyecté entre mis ojos. Corrió distintamente su turno. Ya estábamos jugados. A consecuencia de la emanación. Colocó el arma de fuego en la boca y comprimiéndola con los dientes, detonó la descarga. Su cuerpo se desplomó en el suelo, la pared regada de sangre. Todo había empezado como un juego. Salimos corriendo por la calle asfaltada. Justo pasaba la policía. Seguimos caminando solo un par de cuadras. Mi amigo sustrajo una moto, yo seguí caminando exacerbado. Estaba más que deseoso de fumar un escueto cigarro. Hice un par de cuadras, crucé la avenida, me dirigí al barrio del club deportivo rival. Esto era peligroso. Busqué a Johnny en la esquina de siempre pero él ya no estaba. Me encontraba al borde de hacer cualquier locura; sustraje un vehiculo pero una mala maniobra hizo que me estrellara contra algo. Simplemente recuerdo el impacto de mi cuerpo con el volante del vehículo.

                                                                                   Chema Cobo. Adam´s family Smith. 1981
      
Un día cualquiera en mi vida se repetía una y otra vez, nunca hubiese imaginado como la suerte caería entre nosotros Salí de mi habitáculo cuando la mayoría regresaba, esa tarde me había dado un baño, rápidamente había improvisado una muda de ropa del viejo mueble sin puertas, las mismas zapatillas. Me había calzado el revolver que aquella vez trajo Johnny. Y sólo por diversión habíamos planeado jugar una partida de truco, fumar algo, salir quizás a dar una vuelta por la zona.


Sandra Ávila.
Buenos Aires, 1980

22 comentarios:

  1. El peligro se respira en tu cuento, Sandra, los personajes en desespero y el frenesí que asfixia. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/03/2010

    Eleme
    En este género los protagonistas transmiten miedo y desesperación.Fuerte ,agresivo y violento una situación fatal donde ya no hay vuelta atrás.
    Gracias por publicar tú comentario.

    Sandra Ávila

    ResponderEliminar
  3. ana...9/04/2010

    muyyyy buenoooo... te felicitoooo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. celeste9/04/2010

    me encantoo... esta muy bueno!!

    ResponderEliminar
  5. esta muy bueno!!!! es atrapante en todo momento...t transporta a la escena.,,t felicito sandra!!!

    ResponderEliminar
  6. Atrapar al lector en ésta trama es lo más emocionante.
    Me emocionana saber que les gusto el drama de este cuento.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  7. A ver si ahora queda grabado el comentario jaja.
    El relato es electrizante, con muchísima dinámica. Mantiene el suspenso en todo momento. Pueden verse las imágenes de lo que relatas.
    Está muy bueno Sandra, te felicito!!!!

    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Beatriz, por dejar tu comentario.
    Me alegro que al leer hayas imaginado todas las acciones del relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Celeste,por darme la oportunidad de interactuar de compartir Literatura ,me alegra que hayas disfrutado del texto.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Ana,por disfrutar del texto .Gracias por tu intrés en la Literatura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. María ,qué bueno que el relato te haya transportado a la escena.Gracias por escribir tu comentario.Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9/05/2010

    Más allá de algunas imperfecciones por falta de oficio, lográs sostener la tensión en el texto y la atención del lector, muy bien. Saludos.

    Sergio Fombona

    ResponderEliminar
  13. Sandra Ávila9/06/2010

    Muchas gracias, Sr.Fombona ya iré mejorando con el tiempo...
    Gracias por leer el relato,me alegra que haya disfrutado de la horripilante trama.

    ResponderEliminar
  14. hola sandra queria reiterarte q Está tan bueno el material y es tan atrapante a la hora de leerlo y te invita tanto a la reflexión q si tiene alguna imperfeccion pasa desapercibida...yo diria sin exagerar q es casi perfecto..t felicito

    ResponderEliminar
  15. Sandra Ávila9/06/2010

    Gracias María, por el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo9/08/2010

    Me ha parecido una historia con una trama tensa muy previsible. Me ha recordado a una película americana en la que salen escenas de atraco de banco o de suicidios...

    Ana María González

    ResponderEliminar
  17. Ana María Gonzalez,me alegra muchisímo que la trana de este relato te haya remitido a tanto.Te mando un abrzo y gracias !

    ResponderEliminar
  18. ufff, es vértigo, es pasión, es miedo, es como la vida dando vueltas alrededor de uno.... maravilloso!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo9/09/2010

    Adriana
    Es emocionante saber que un relato de esta magnitud genere tantas sensaciones,tales como:, vértigo, pasión y miedo, Un abrazo grande
    Sandra Ávila

    ResponderEliminar
  20. Anónimo. A mi modo de ver, el cuento es bueno y tiene fuerza.

    ResponderEliminar
  21. Sandra Ávila9/09/2010

    Acción vertiginosa por lo que colabora en la construcción de una trama sórdida,violenta y marginal,la escena alrededor de la historia se transforma y se torna amenazante y peligrosa.
    Gracias Luis Barga, por el comentario.Saludos

    ResponderEliminar
  22. Anónimo9/20/2010

    Bien Sandra, que lindo que puedas escribir de esa manera, me encanta, un beso grande te felicito.

    ResponderEliminar