ALEVOSÍAS

VACACIONES DE VERANO O LA ESCAPADA DE DINO RISI

LUIS DE LEÓN BARGA

18 de junio 2017

Jukebox. Nico Fidenco. Legata a un granello di sabbia

Editores. Juan González, el editor impasible. Por Luis de León Barga




Juan González (Madrid, 1954) es un editor cuya altura le hace fácilmente reconocible en el medio literario hispano. Para empezar sobresale inmediatamente entre la nube de cabezas en cualquier acto cultural o presentación, pero también tiene otras características que lo distinguen, como es su cortesía, impasibilidad y buen gusto literario. No creo que nadie pueda decir algo malo de Juan González, un editor que siempre tiene una palabra amable y certera, aunque sea un autor desconocido con un manuscrito rechazado. Tampoco es hombre acorde a perder la calma y, sin embargo, no le podemos definir como una persona fría. Amante y defensor de los animales, culto y divertido, es también una excelente compañía para la nocturnidad y una moderada alevosía gracias a su tono en ciertas ocasiones irónico. Pero si lo traemos a estas páginas es por otra razón. Juan González es un editor de amplia y larga experiencia que ha detentado con acierto importantes responsabilidades en los dos grupos editoriales más fuertes del mundo hispano: Planeta y Santillana.




¿Podrías explicarnos tu trayectoria en el mundo editorial?
He trabajado en pocos sitios. Empecé nada más terminar la carrera en Ediciones Urbión, una de las empresas punteras del mundo del fascículo en los ochenta. De ahí pasé a Santillana Educación, hasta que, en 1992, cuando el Grupo Planeta compró Espasa, me cambié a esta última, donde acabé siendo director editorial. En 1999 volví a Santillana, pero esta vez a la división literaria o de Edición General, donde he sido Director General de España hasta 2007 y Director de Contenidos del grupo hasta 2011. Ahora dirijo el máster de edición Santillana/Complutense y trabajo en dos  proyectos que van a levantar al país.

¿Cómo llegaste hasta él? ¿Casualidad o destino?
Soy editor por vocación.

Personalmente, ¿qué prefieres? ¿Ficción, ensayo o poesía?
Creo que lo que mejor se me da es la no-ficción. Y me doy cuenta de que, como lector, según me hago mayor leo cada vez más ensayo y menos novela.

¿Qué es lo que más te gusta del oficio de editor?
Moverme entre libros, imaginar alguno y descubrir talento.

Ramiro Fernández Saus. Nocturno, 2010


En tu opinión, ¿cuál es el cometido básico de un editor?
Publicar buenos libros y, al menos,  sobrevivir empresarialmente para, así, seguir publicando buenos libros.

En un buen editor qué tiene más importancia, ¿el olfato editorial o el sentido empresarial?
No se deberían separar: si uno tiene olfato, es decir, si uno tiene habilidad para intuir lo que a la gente le va a interesar leer, necesita sentido común económico para no echarlo todo al traste.

¿Una editorial necesita best sellers o long seller?
Tradicionalmente se decía que una editorial equilibrada vendía anualmente un 50% de novedad y un 50% de fondo. En este punto, la evolución ha sido terrible, sobre todo en España, donde las grandes editoriales venden hasta un 90% de novedad y un 10% de fondo. Los grandes grupos viven hoy del bestseller, y si no lo consiguen, crujen todas sus estructuras.

Visto desde fuera, y por las memorias que han escritos distintos editores franceses y norteamericanos, parece que la visión del editor tradicional, en el que pesa menos el negocio, es una profesión en vías de extinción. ¿Tú que piensas al respecto?
Sinceramente creo que quienes lo tienen peor son los grandes grupos editoriales, que entraron hace ya tiempo en una dinámica de fuga hacia adelante que la crisis económica está a punto de hacer estallar. En la situación actual, con los costes que existen, la bajada de ventas, el aumento de las devoluciones y la inanidad del mercado digital, las grandes editoriales españolas va a empezar a perder dinero y sólo podrán compensar estas pérdidas con resultados en otros países y continentes. ¿Podrán aguantar mucho? Veremos. ¿Cuál es la gran paradoja? Pues que a lo mejor se abre una nueva etapa editorial, en la que resistirán mejor los pequeños roedores tradicionales que los dinosaurios.

Ramiro Fernández Saus. Primavera, 2011


Lo definirías como un sector en crisis y, de ser así, a qué se debería, ¿a la crisis económica global o la irrupción de las nuevas tecnologías?
Es un sector en crisis, está claro. Internamente, porque ha multiplicado por miles de miles la producción de libros sin variar sus métodos de distribución. Externamente, por la competencia cada vez mayor de otras formas de ocio y de conocimiento.

En este sentido, ¿como ves tú la irrupción del libro digital?
Creo que todos estamos de acuerdo en que el libro digital será la forma mayoritaria de leer dentro de, pongamos, 15/20 años. Las dudas empiezan justo ahí: ¿qué va a pasar en el mientras tanto? Y para colmo, a la crisis tecnológica se añade una crisis económica que tensa las complicaciones hasta casi lo insufrible. Por el momento, el libro digital se está implantando en Estados Unidos, donde parece que los grandes grupos editoriales resisten bien esta transición, mientras que en Europa no consigue arrancar, debido en parte a la piratería.

De los distintos eslabones que afectan al mundo editorial, como puede ser la distribución, las librerías y el lector, ¿cual crees que es el más débil?
España tiene un tejido de pequeñas y medianas librerías que son el sustento de una parte importante de la mejor producción editorial. Lo están pasando muy mal y creo que deberían recibir ayudas fiscales y económicas por parte del Estado. Los lectores son, quizás, el eslabón más débil de nuestra cadena: nos guste o no, tenemos también en este ámbito tendencia a la burbuja, pues hay una descompensación brutal entre el altísimo número de novedades y el mucho más bajo de lectores frecuentes.

¿Uno de los problemas en España es que se editan demasiado títulos o que los que se editan tienen unas tiradas mínimas?
En España se editan muchos más libros de los que nuestras librerias son capaces de exhibir y nuestros lectores de comprar y luego leer. Como es impensable legislar contra eso, será el mercado el que lo resuelva, eliminando definitivamente a una parte de los editores, ya sean grandes, medianos o pequeños.

Ramiro Fernández Sauss. Jardín del edén, 2011


Para el editor qué implica un mayor riesgo, ¿los anticipos desmesurados a los autores que luego las ventas desmienten o las devoluciones?
Los anticipos desmesurados han sido un problema generalizado en todo el mundo, y en algunos momentos han tenido que ver con las devoluciones, pues han obligado a los editores a tiradas mayores de las necesarias para intentar incrementar la venta y amortizar el anticipo. En la actualidad, el verdadero problema son las devoluciones, motivadas  por el descenso brutal de las ventas y los consiguientes problemas financieros de las librerías.

¿Cómo ves el futuro de los grandes grupos editoriales? Es cierto que sólo se salvarán los grandes grupos?
Los grandes grupos no lo tienen fácil, y sólo sobrevivirán los que estén muy diversificados geográfica y temáticamente. Hay que ver, también, cómo evoluciona China y cuál será en el futuro la relación de los editores occidentales con ella. Creo que el modelo de capitalismo comunista no se sostendrá y eso afectará a todo el mundo, empezando, afortunadamente, por los propios chinos.

Respecto a la explosión de nuevas y pequeñas editoriales en el mercado editorial español, ¿crees que tienen nicho y futuro?
Las pequeñas editoriales tienen un nicho enorme de mercado, pero muchas dificultades de subsistencia por culpa de la crisis económica.
Sobrevivirán las que den, a su nivel, con los libros más vendedores, mantengan económicamente la cabeza muy fría y editorialmente el corazón muy caliente.

¿Qué diferencia crees que existe entre el mercado editorial español y e latinoamericano?
Las diferencias vienen muy marcadas por las diferencias que existen también en el terreno social y económico. Aunque América Latina está formada por países muy diferentes, quizás tienen todos en común una presencia todavía menor de las "clases medias" en comparación con España y mayores índices de desigualdad y pobreza.
Son, por tanto, mercados con muchas más posibilidades de crecimiento que el español, que es ya mucho más maduro.
En el terreno más editorial, la proporción de ventas entre novedad y fondo es allí mucho más cercana a la "proporción aurea" que en España, donde ya he comentado más arriba que nos acercamos más al modelo anglosajón, centrado en la novedad.

Ramiro Fernández Saus. Bruno, 2011


¿Cómo ves la ficción y el ensayo en ambos lados del océano?
Me gusta mucho más la no ficción y el ensayo latinoamericanos (México, Colombia, Argentina) que el español. En el terreno de la ficción, no me gusta casi nada de lo que se hace en las dos orillas

¿Qué recomendarías a quien quiera montar hoy día una editorial?
Buen gusto, entusiasmo, cierto colchón económico, audacia,
prudencia y suerte.

Y, por último, cuál ha sido el autor que mas te ha gustado editar en alguno de los sellos por lo que estuviste? ¿Y el que más lamentaste no poder editar por la razón que fuese?
Sólo te contestaré a la segunda parte de la pregunta: el autor que más me hubiera gustado editar y no pude es Coetzee. Me consuela saber que nunca tuve la oportunidad de hacerlo.

Ramiro Fernández Saus. The kiss, 2009


2 comentarios:

  1. Excelente entrevista.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/04/2012

    Juan se agradece gente con el corazón que tu trasmites en tus respuestas..Deseo que tus proyectos levanten el país..

    Un beso de amor

    ResponderEliminar