ALEVOSÍAS

EL DESCUBRIMIENTO DE LA LENTITUD

ENRIQUE LÓPEZ VIEJO

23 de abril 2017

Jukebox. Casablanca. As time goes by. Dooley Wilson. (Subtitulos en español)

Libros. Limónov de Emmanuel Carrère o las dos caras de la moneda. Por Luis de León Barga



Complejo residencial Chekislov:vista descendente de una escalera. Foto de Richard Pare, 1999


 Hay libros que iluminan zonas de sombra por lo que añaden un mayor valor a nuestra lectura. Y esto es lo que le ocurre a “Limónov” lo último publicado en español por el escritor francés Emmanuel Carrère. ¿De qué trata este libro? “Limónov” es la historia de Eduard Limónov (Eduard Veniamínovich Savenko) nacido en 1943 en Dzerzhinsk, una ciudad rusa que se encuentra a 400 kilómetros de Moscú y que tiene el honor de ser la segunda ciudad más contaminada del mundo.

Limónov es un escritor y político ruso que parece un personaje sacado de una novela. Si hacemos un resumen sucinto de sus andanzas, desde una juventud rebelde en Járkov (hoy Ucrania) hasta su llegada a Moscú, para luego marchar a un exilio sin aparente vuelta atrás -estamos en los años setenta- a Nueva York, donde nuestro héroe (si, así le gustaría que le llamásemos igual que el titulo de un libro suyo, “El héroe anónimo”), conoce primero el lado amable del capitalismo y luego el peor. Sin trabajo, abandonado por su amada Elena, compañera de exilio, vive de la asistencia social, mantiene relaciones homosexuales con negros y termina de mayordomo de un millonario.

Según vamos conociendo a nuestro héroe, ya no tan anónimo, observaremos algunas constantes. A simple vista, parece que la radicalidad de su vida y planteamientos, le conducen a emparejarse con mujeres borderline. Pero las mujeres también pueden ser el descanso del guerrero y Limónov también es un soldado “perdido” que participó en la guerra de los Balcanes, por supuesto al lado de los “malos” serbios. Pero antes ha cambiado Nueva York por París, donde Jean Jacques Pauvert, el editor que ha sido condenado diez veces por atentar contra las buenas costumbres, publica su primera novela con el escandalosos título de  El poeta ruso prefiere a los negrazos.
  
Limónov, dos guardaespaldas de su partido y su última novia, Moscú 2012

El libro se vende bien y Limónov se establece en París donde frecuenta el mundillo literario y no desdeña participar en los proyectos más críticos contra el sistema, como el L´Idiot international del provocador Jean-Edern Hallier, una publicación que no se calla la boca y dispara contra todo. Allí le sorprende la desintegración de la Unión Soviética.

Inesperadamente un nuevo escenario se abre para él, el de su amado país, y al que dejó en los años setenta abotargado entre la burocracia comunista y el vodka. Ahora Rusia experimenta un electroshock de alto voltaje al pasar en meses del comunismo al capitalismo. Mientras Moscú se asemeja a la Chicago de Al Capone, una minoría de espabilados se enriquece a manos llenas y una inmensa mayoría se precipita hacia la pobreza.

El pasado comunista es añorado por millones de rusos y el nacionalismo resurge con fuerza antes la desmembración de ese mosaico que conformaba la antigua Unión Soviética. Nacionalismo y comunismo son los extremos que se abrazan y dan lugar al nacimiento del Partido Nacional Bolchevique que encabeza Limónov. Un partido neofascista en cuyo santoral hay sitio también para Charles Manson, por aquello de cierto aire punk de la formación. Pero el partido nunca representa una oposición seria, primero para los reformistas y luego para Putin. Su caladero son los jóvenes desesperados de toda laya y viene a ser lo mismo que la varicela o el sarampión, enfermedades que suelen contraerse en la juventud. Luego las exigencias de la vida se imponen a los sueños de gloria y grandeza.

Factoría textil Bandera Roja. Foto de Richard Pare, 1999

Sin embargo, estamos en un país donde, por tradición o costumbre, ser opositor es poseer un billete seguro para la cárcel. Así, algunas acciones de estos jóvenes son reprimidas con duras penas de cárcel y el Estado no dudará en montar una falsa acusación de terrorismo contra Limónov, condena de la que cumplirá cuatro años en dos penales y que le servirá, según sus palabras, para templar el duro metal del que está hecha su alma.

Mas allá de la vida y características de este hombre egocéntrico, espartano y carismático, a veces indignante y nunca mediocre, que ha subido y bajado a menudo en el tobogán de la vida, lo que nos aporta este libro es una radiografía de los últimos años de Rusia, una nación europea que siempre ha sido un laboratorio político y social de la más absoluta radicalidad. Por eso su interés para nuestros ojos de voyeurs occidentales que tanto nos gusta mirar sin arriesgar.

Pero no es solo un libro sobre la historia reciente rusa, sino también, es una  biografía sobre el autor de este libro, Emmanuel Carrère, hijo de la sovietóloga francesa Hélène Carrère d’Encausse, que fue la primera en profetizar (a medias) la caída del imperio ruso mediante la fragmentación y diversidad étnica del mismo. Lejano descendiente de rusos blancos, Emmanuel Carrère, arquetipo del escritor parisino, tiene una edad similar (nació en París en 1957) a Limónov y se ha cruzado con  él a lo largo del tiempo en París y Moscú.

Entonces cerramos el libro satisfechos de este viaje alrededor de un personaje conmovedor pese a todo y donde hemos aprendido algo y leído con la misma emoción que una buena novela. Reflexionamos sobre ello un momento antes de abandonar el volumen en la estantería y nos damos cuenta que Carrère y Limónov son la cara y cruz de dos monedas llamadas euro y rublo. Si en el caso de Limónov la cara de la moneda es Putin, con el que Limónov guarda ciertos paralelismos vitales sólo que en perdedor, en el de Carrère la cruz no puede ser Hollande, sino el conformismo letárgico en el que nos movemos.

Para el que quiera saber más sobre Limónov (tiene una página en español):




En español hay estos dos libros publicados de Limónov








El libro de Emmanuel Carrère sobre Limónov:





4 comentarios:

  1. Hola Luis,

    muy intersante lo que dices sobre Limonov, pero el verdadero Edouard Limonov es bastante diferente de lo que cuenta Emmanuel Carrère.
    He hecho un blog con mucha informacion inedita, y videos difficiles de encontrar en Internet .
    Es en francès , pero tambien hay varias paginas en ingles y en espanol

    http://www.tout-sur-limonov.fr/222318806

    ( perdona las faltas pero soy francés )

    ResponderEliminar
  2. Perdona Luis,
    en el primer comentario, te he dejado solo la direccion de una pagina en espanol de mi site sobre Edouard Limonov.
    Aqui va la direccion principal del site
    http://www.tout-sur-limonov.fr/

    Me gustaria saber lo que piensas del verdadero Limonov ( mucho mas interesante, pienso, que lo que cuenta Carrère en su novela)

    Amitiès,

    Dominique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9/10/2013

      Gracias Dominique por tu interés e información. Añadiré el link de tu página sobre Limónov en nuestra entrada aparte de la portada del libro de Limónov en español para que nuestros lectores puedan ampliar sus conocimientos sobre él, ya que creo que es un buen e interesante escritor. Un cordial saludo, Luis

      Eliminar
  3. Gracias Luis , intentaré de anadir mas paginas en espanol en mi site sobre Edouard Limonov.
    Tambien hay varias paginas en inglés, y por supuesto lo principal es en francés.
    Un cordial saludo, Dominique.

    ResponderEliminar