LECTURAS A CONTRATIEMPO

LITERATURA UNIVERSAL. EL “BILDUNGSROMAN” DE SABINO MÉNDEZ

ANNA MARIA IGLESIA

6 de agosto 2017. (Felices vacaciones. Regresamos en septiembre)

Jukebox. Vargo. The Moment

Queremos irnos muy lejos

Alevosía. Nudie Cohn, el hombre que inventó el traje para anunciarse a uno mismo. Por Malcolm Larder


Nudie Cohn. Foto de Mike Salisbury

Un día encontré un traje vaquero en un armario de ropa que había pertenecido a mi abuelo. Un traje con flecos y lentejuelas de color negro brillante y rayos carmesí, el típico modelo kitsch de esos vestidos que usaban los cantantes de country y algunos actores en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado y que podían reconocerse a varias millas de distancia gracias a su colorido y vistosidad. Pregunté entre mi familia y nadie supo decirme algo. Mi abuelo, que murió hace años, tuvo una vida típica de norteamericano, ya saben, de acá para allá, por todo el país y en algún momento de su vida conoció a un sastre que tenía una tienda en Los Ángeles, y mas concretamente en North Hollywood. Debió ser a comienzos de los años cincuenta. A través de la etiqueta del traje, una vaquera desnuda supe, en cuanto busqué un poco, que estaba hecho por Nudie Cohn, el sastre de las estrellas de rock y música country o, si lo prefieren, el hombre que tuvo la idea genial de entender que una forma de publicitarse a uno mismo era a través de la vestimenta.



Elvis Presley con el traje de lamé de oro que le hizo Nudie Cohn

Si, porque el autor del traje de lamé de oro por el que Elvis Presley pago 10.000 dólares de 1958 o el de Gram Parsons con marihuana, pastillas, flores de opio y una cruz bordados a varios colores, era un judío ucraniano nacido en 1902 en Kiev y que emigró a Estados Unidos a comienzos del siglo pasado, huyendo del clima antijudío que imperaba en la Rusia zarista. Al igual que miles de inmigrantes, cuando llegó a las aduanas de la isla de Ellis, en Nueva York, el lugar entonces de entrada de los inmigrantes, los agentes de inmigración, al decirles su nombre, Nuta Kotlyarenko, entendieron Nudie por nombre y el apellido se lo recortaron a Cohn.

Nudie Cohn y Gram Parsons

Después siguió la llegada a Nueva York, la vida en el Lower East Side y el intento de sobrevivir con el empleo de su padre, un zapatero que también valía para sastre, y que emprendió esta última profesión y en el que su hijo le ayudaba. Pero la pasión de Nudie  eran las películas del Oeste, las de vaqueros que proyectaban en el cine cerca de su casa. Con la Gran Depresión, como tantos otros norteamericanos, Nudie Cohn recorrió medio país en busca de trabajo, se metió en líos, estuvo preso por tráfico de drogas, conoció a su mujer, tuvo a una hija y regresó a Nueva York para coser lencería picante para las bailarinas de burlesque de Times Square.

Etiqueta de Nudies inicial con la vaquera desnuda y, posteriormente, vestida

Gracias a ello, y con la ayuda de alguna bailarina que publicitó sus productos  se instaló en Los Ángeles donde pusieron una tienda especializada en lencería para coristas y starlettes en North Hollywood. La sastrería amplió catálogo y un día de finales de los años cincuenta un músico le pidió un traje diferente y Nudie Cohn tuvo una idea genial. ¿Por qué no convertir a ese cantante en un hombre anuncio de sí mismo? Un traje luminoso y brillante como un cartel publicitario. Y eso fue lo que hizo con un traje vaquero que incluía el que luego fue el clásico modelo, con purpurina, lentejuelas, flecos y letras de azul pedrería con el nombre del cantante: Lefty Frizzell.

Interior de un coche decorado por Nudie Cohn

A partir de ese momento todo fue sobre ruedas y la sastrería creció, empleó a 16 personas, utilizó a conocidos diseñadores y se dedicó a elaborar trajes de serie y otros hechos a medida de un estilo inconfundible que incluía todo tipo de  accesorios y que incluso en los años sesenta se extendieron a los coches.

La lista de cantantes que utilizaron sus trajes vaqueros es impresionantes en una época donde a nadie le asustaba enseñar riqueza y poderío hasta la ostentación más disparatada. Y la fantasía de Nudie Cohn se hizo realidad a través de la vestimenta de infinidad de artistas como lo atestiguan las mas de 5.000 fotos de Nudie Cohn con clientes importantes, entre lo que estaba George Jones, Hank Williams, Gene Autry, Johnny Cash, Flying Burritos Brothers, Elton John, Keith Richards...

Hank Williams con un traje de Nudie Cohn

Cuando murió en 1994, su imperio ya estaba de capa caída, y desapareció del todo pero su obra queda repartida entre distintos museos y la familia. Sin embargo, su estilo ha sobrevivido a su muerte a través de múltiples músicos desde Wilco a Ryan Adams haciendo de su estética uno de los ejes de su forma de entender cierto tipo de música, netamente americana, la música country y el rock. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario