LA MÁSCARA DE DIMITRIOS

EL HIJO DEL CLÉRIGO

FERNANDO MARTÍNEZ LAÍNEZ

25 de junio 2017

Jukebox. Ben E. King. Don't Play That Song

Libros. ¿Somos malas las mujeres buenas? La dama y los laureles. Leonard Merrick. Por Marta Martínez Valls




Es algo que cada una de nosotras nos preguntamos con cierta frecuencia. Hoy me cuestiono esto y lo hago tras acabar de leer esta estupenda novela de un -para mí- desconocido autor inglés, Leonard Merrick (1864-1939), que lleva por título LA DAMA Y LOS LAURELES (...) 



y que publican los de ARDICIA en esta espléndida selección de literatura bastante desconocida que nos van presentando mes a mes, y que con tantísimo gusto editan. Estoy encantada con ellos, todo su catálogo son novelas breves, muy entretenidas, y muchas especialísimas, amigos y amigas, novelas que se leen “solas”, y yo especialmente solita, pues así como el protagonista de esta novelita es ciego, mi novio hace sus oídos sordos a parte de lo que le cuento.
Solita y contenta pasé la tarde de ayer leyendo LA DAMA Y LOS LAURELES, una triste novelita divertidísima. ¿Suena raro lo de triste y divertida? Pues no. Las mujeres somos así cuando observamos una historia como la que se nos cuenta, la historia de un engaño, de un fraude. Yo no me engaño y al observar la historia narrada me pregunto si yo no hubiera hecho un poco lo mismo, porque siendo buena también soy un poco mala.
LA DAMA Y LOS LAURELES es la historia de una ilusión, de un engaño y, a la vez, de ser una historia amarga, es una novela feliz. No contaré su trama, pero los protagonistas son un ciego con ínfulas de poeta y una corista que lo soporta y lo trata bien y mal. Podrían ser personajes de Pierre Loti y, también, seres ridículos como los de Iván Turguéniev. Pero el autor es inglés y eso le da ese sobrio y especial sentido que la literatura británica tiene. Ese humor.
Es la historia de un hombre bueno y un poco tonto. Ella, es una esposa que no es ni será, la amante que tampoco, la farsante que no sabemos si busca la ruina del protagonista o es la bondad hecha carne. ¿Es buena o es mala la dama? ¿Cómo somos ante un caso como el que nos presenta la novela? Es una historia de las ilusiones de un iluso, de la sagacidad de una arribista, una perversión. ¿Buenos? ¿Malos? En esta historia, la mujer no es muy diabólica, pero sí lo suficiente. Yo no sé cómo actuaría al verme en un enredo similar al que nos presenta la novela que se lee, exactamente, en dos horas. ¿Un cuento? El cuento que tienen sus protagonistas en esta historia cruel.
Os la recomiendo, una historia perfectamente vigente, un enredo en el que muchas de nosotras pudiéramos vernos involucradas. ¿Buenas? ¿Malas?
Leonard Merrick transitó los siglos XIX y XX con una obra extensa que fue bien valorada en su tiempo pero que ha pasado a un cierto olvido. Habiendo vivido en Sudáfrica ejerciendo como abogado, volvió a Londres donde trabajó como agente teatral y actor, y, como nos informan sus actuales editores en español, convirtiéndose en un excelente “novelista para novelistas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario