LECTURAS A CONTRATIEMPO

LITERATURA UNIVERSAL. EL “BILDUNGSROMAN” DE SABINO MÉNDEZ

ANNA MARIA IGLESIA

6 de agosto 2017. (Felices vacaciones. Regresamos en septiembre)

Jukebox. Vargo. The Moment

Queremos irnos muy lejos

La entrevista. El libro que se armó sin querer. Enrique Decarli.

SANDRA ÁVILA

Enrique Decarli (Buenos Aires, 1973) es abogado y músico. Autor del libro de cuentos Desde la habitación del sur (Editorial Libresa, 2010) con el quedó finalista del Concurso Internacional de Literatura Juvenil celebrado en Quito. 




(...)


El libro fue recomendado para la escuela media por el Ministerio de Educación y Cultura argentino dentro del Plan de Lectura Nacional 2010. Ha publicado también Big Bang (Textos Intrusos, 2013), Jauría (Eloísa Cartonera, 2014), premio “Nuevos Sudaca Border” 2013, y Bengalas (Paisanita Editora, 2014). Próximamente, Paisanita Editora publicará su primera novela: Flipper. Vive en Rafael Calzada, provincia de Buenos Aires.


¿Cómo surgió Desde la habitación del sur?
Desde la habitación del sur fue un libro que se armó sin querer. La verdad es que yo estaba sin trabajo y a punto de ser padre. Tenía varios cuentos escritos, y me enteré del concurso que organizaba la editorial Libresa, en Ecuador. El premio, si mal no recuerdo, eran 5.000 dólares. Con la lejana ilusión de ganar el dinero, armé el libro y lo mandé a concurso. Lo envié porque las bases permitían enviarlo por mail. De lo contrario, no lo hubiera mandado, porque no tenía dinero para hacer las fotocopias, los anillados y mucho menos el envío de semejante encomienda a Ecuador.
Es decir: el criterio para armar el libro fue, más o menos, todos los cuentos que pudieran entrar y ayudarme a llegar al mínimo de páginas pedidas por las bases del concurso; y que, además, fueran cuentos que estuvieran más o menos bien. Igual hay que aclararlo: mi más o menos bien de esa época era muy poco exigente. Esto ocurrió en diciembre de 2007. Entonces, en abril de 2008, me entero que, si bien el libro no había ganado, había sido declarado finalista y la editorial había decidido publicarlo.



Enrique Decarli

¿Cuánto tiempo te llevó terminarlo?
Hay textos que pertenecen a fines de los años noventa, 1998, digamos, 1999. Hay otros de 2002 (el que le da título al libro: Desde la habitación del sur; ese, recuerdo que lo escribí en Bariloche). Hay otra zona bien marcada de textos que pertenecen al año 2006. Como dije antes, decidí compilarlos a fines del 2007, con motivo del concurso. Una vez que me dijeron que lo iban a publicar (en abril de 2008), estuve corrigiéndolo durante todo el año. El libro, finalmente, aparecería en abril de 2009.
¿De qué va este el libro? en qué te inspiraste cuando lo escribiste ?
Las temáticas del libro son variadas, porque se trata de un compilado de veinte cuentos cortos. Fundamentalmente, si lo tuviera que definir, creo que el libro intenta abordar lo que después se iría reafirmando en los otros libros, sobre todo en Big Bang, el segundo libro que publiqué. Algo así como el extrañamiento: la irrupción de situaciones extrañas dentro de una propuesta más bien cotidiana. Un hombre que mira constantemente por una ventana que da a la calle. Un padre muerto que vuelve transfigurado en un campesino para que el hijo no venda el campo. Un hombre que cuida leones y, cada mediodía, antes de alimentarlos, hace viajes imaginarios al Coliseo en la época de los romanos. Un hombre que, a causa de una fractura en su brazo, decide no salir más de su casa. Un adolescente de unos veintipico de años que espía, noche a noche, desde su habitación, a cinco visitantes que irrumpen para cenar en el living de su casa. Las noches de un muchacho que trabaja de sereno en un supermercado.
En cuanto a alguna posible inspiración, no lo tengo tan claro. Aunque algo debe haber. En realidad siempre me pasa lo mismo con la escritura. Durante un determinado período de tiempo estoy como expuesto a ciertas imágenes que me van convocando con mayor o menor intensidad. Poco a poco las voy laburando. Dándoles forma. Descubriéndoles diferentes sentidos que al principio del trabajo ignoraba. Sí es condición casi necesaria que esté distraído. No pensar, ni en literatura, ni en un texto ni en nada muy concreto. En esa situación soy carne de cañón de las imágenes. Son los momentos en que las imágenes me toman. Eso puede ocurrir en el tren, caminando, manejando. Y puede ocurrir a cualquier hora. También rescato mucho material de los sueños. Podría decir que las noches sí son importantes. Al menos, algunas.




¿Porque elegiste ese título ?
El título lo elegí porque así se llama el cuento que, creo, más me gusta. Y además porque tiene algo que ver conmigo. A mí me gusta que los títulos tengan que ver, no solamente con el nombre de un cuento, sino también con todo el universo del libro; y también un poco conmigo.  En este caso, la habitación del sur, fue el lugar de la casa de mi madre, donde yo escribí casi todos los cuentos que integran en libro. El cuento Desde la habitación del sur, está lleno de las imágenes de esa habitación, y de cómo, desde esa habitación, se ve el pasillo, el principio de la escalera, un fragmento del living en la planta baja.
Contanos cómo fueron tus inicios con las letras.
En cuanto a los comienzos con la escritura, cuando tenía quince años escribí el boceto de una novela que terminé de corregir en el 2013. Es decir: 25 años después. Luego, durante unos diez años me dediqué a la música. Volví a escribir a partir de 1997, después de la muerte de mi viejo. Yo tenía veinticuatro años. Creo que fue una forma de buscarlo a él y descubrir, un poco para mí, qué era o qué significaba o qué efectos tenía eso de la muerte. De hecho, en esos primeros textos, los vínculos se tejen, generalmente, entre un padre y un hijo y los relatos están atravesados un poco por la idea de la muerte. Algunos de estos textos sobrevivieron y se publicaron en Desde la habitación del sur.



Para leer Desde la habitación del sur.

1 comentario:

  1. Excelente libro, para perderse y volverse a perder en cada imagen, en cada cuento.

    ResponderEliminar