LECTURAS A CONTRATIEMPO

LITERATURA UNIVERSAL. EL “BILDUNGSROMAN” DE SABINO MÉNDEZ

ANNA MARIA IGLESIA

6 de agosto 2017. (Felices vacaciones. Regresamos en septiembre)

Jukebox. Vargo. The Moment

Queremos irnos muy lejos

Lecturas. Poesía reunida. Philip Larkin


MARTA M. VALLS




Philip Larkin y Mónica Jones en 1956

La poesía completa de Philip Larkin (1922-1985) rezuma la humedad de los muelles de Hull, la ciudad inglesa donde vivió la mayor parte de su vida, el olor a hierba de las casas unifamiliares con jardín, y el tedio de una vida rutinaria. Pero también el orgullo de un hombre en el que resulta evidente su aversión hacia el matrimonio y la familia, y que como el mismo dice en un poema nunca hizo lo que no quería, lo que no significa que hiciese lo que deseaba. 

Tal vez el encanto de estos poemas de tinte autobiográfico estriban en su particular ironía y en ser capaz de contarnos con una par de pinceladas un estado de ánimo que cualquiera entiende y sabe, porque la vida es breve, la vejez dura y la felicidad escasa. 

Larkin es un pintor de pincel fino que escribe sus poemas con sentimiento pero sin rozar lo sentimental. Una de las razones puede ser que todavía no ha encontrado su sitio en este mundo y mucho menos a la mujer de su vida, como el mismo nos avisa en su poesía. Pero en lugar de deprimirse o emprender una búsqueda para encontrarlo, se conforma con lo que  tiene para no desear lo que hasta ese momento no ha necesitado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario